La reforma Constitucional al artículo 41, en materia política electoral, publicada el 10 de febrero de 2014, impuso la obligación a los partidos políticos de establecer las reglas para garantizar la paridad entre los géneros, en candidaturas a legisladores federales y locales, lo que significó elevar a un rango constitucional el principio paritario, constituyéndose en herramienta para asegurar de facto la participación igualitaria de mujeres y hombres a fin de garantizar igualdad sustantiva a través del establecimiento de las mismas condiciones, trato y oportunidades para el reconocimiento y goce de los derechos humanos.

La reforma culminó con la aprobación de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LGIPE) y la Ley General de Partidos Políticos (LGPP), siendo el primer ordenamiento mencionado el que ahora precisa las reglas para garantizar la paridad de acuerdo al artículo segundo transitorio, fracción II, inciso h), de la Ley Fundamental.

 Ahora, la reciente reforma constitucional a los artículos 2, 4, 35, 41, 52, 53, 56, 94 y 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, publicada en el Diario Oficial de la Federación, el 6 de junio del año 2019, en materia de paridad entre géneros, determinó observar el principio de paridad de género en los nombramientos de las personas titulares de las secretarías de despacho del Poder Ejecutivo Federal y sus equivalentes en las entidades federativas, así como en la integración de los organismos autónomos, además señala que los partidos políticos observarán el principio de paridad de género en la postulación de sus candidaturas y fomentarán ese principio, para garantizar la paridad de género en las candidaturas a los distintos cargos de elección popular.

En atención a lo anterior, el Transitorio Tercero, del citado decreto, establece que la observancia al principio de paridad de género a que se refiere el artículo 41, será aplicable a quienes tomen posesión de su encargo, a partir del proceso electoral federal o local siguiente a la entrada en vigor del Decreto. Por su parte, el Transitorio Cuarto, puntualiza que las legislaturas de las entidades federativas, en el ámbito de su competencia, deberán realizar las reformas correspondientes en su legislación, para procurar la observancia del principio de paridad de género en los términos del artículo 41.

 II.PROYECTO

Las reformas constitucionales y legal antes señaladas, dieron pie al establecimiento del Observatorio de Participación Política de las Mujeres, por parte del Instituto Nacional de las Mujeres, en conjunto con el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y el Instituto Nacional Electoral, el cual permitirá seguir cerca la situación y condiciones de participación de las mujeres en dicho ámbito a través de un portal electrónico; presentándose a nivel nacional, en el marco del 61 Aniversario del Voto de las Mujeres en México.

De igual forma, el doce de abril de dos mil dieciséis, el Instituto Jalisciense de las Mujeres, el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Jalisco y el Tribunal Electoral del Estado Jalisco, suscribieron un convenio de colaboración para la implementación del “OBSERVATORIO DE PARTICIPACIÓN POLÍTICA DE LAS MUJERES EN JALISCO”.

Además, el doce de septiembre de dos mil dieciocho, el Instituto Jalisciense de las Mujeres, el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Jalisco y el Tribunal Electoral del Estado de Jalisco, suscribieron Adenda al Convenio de Colaboración Interinstitucional, citado con anterioridad, en la cual las partes convinieron prorrogar la vigencia hasta el día martes 04 de diciembre de 2018 dos mil dieciocho, o a la fecha del cumplimiento de su objeto.